Cómo crear un contenido irresistible para los usuarios y para Google

Cómo crear un contenido irresistible para los usuarios y para Google

Establecer una estrategia de contenido online que agrade a los usuarios y a Google es una tarea ardua, pero a la vez imprescindible. Lo que publiques está a la vista de quienes buscan información y del buscador. Ambos están unidos: un buen contenido que no sea visible no sirve de nada, y viceversa.

Por eso debes establecer un plan dirigido a los dos destinatarios, cuidando al máximo todos los detalles.

Una de las mejores maneras de aumentar tu visibilidad y los seguidores es a través de un blog. El contenido de calidad en él aporta tráfico. A su vez, el tráfico impulsa tus posiciones a las primeras páginas de los motores de búsqueda.

Estar por encima implica que tengas más lectores. Calidad y cantidad van de la mano. Estos son algunos de los aspectos que debes tener en cuenta para llevar a cabo una buena estrategia de contenido.

Conoce a la audiencia

Antes de nada debes saber a quién te estás dirigiendo. En función de tu público objetivo el interés será uno u otro. Debes aportar aquello que tu target demande. Por ello es imprescindible conocer quién es tu audiencia, cómo es, qué hace y qué intereses tiene.

Optimiza tu contenido

Establece un orden del contenido que hayas compartido y del que saldrá en el futuro. Comprueba el ranking en Google y mide los errores, para mejorar las siguientes publicaciones.

Escoge las palabras clave que vas a posicionar y observa si la competencia ya lo ha hecho, y cómo lo ha hecho. Puedes utilizar herramientas SEO para elegir cuáles son las mejores keywords.

Medios y modos de publicación

Decide en primer lugar qué temática vas a tratar y después el formato. No todos los medios de difusión son adecuados, o los mejores, para determinados contenidos. Por eso, debes establecer una selección entre las tantas opciones que existen: blog, podcast, vídeos, webinars, etc.

Una vez determinado el qué y el cómo, es el momento de darlo a conocer a través de las redes sociales o de las campañas de email marketing. La herramienta MailChimp te puede ayudar en este último caso.

La publicidad de tu contenido es imprescindible para que la audiencia llegue a él.

El reto de aparecer en Google

Para optimizar su estrategia SEO es necesario dar unos pasos previos. Por ejemplo, al indexar tu web en Search Console la herramienta hace un rastreo de tu página y clasifica la misma. Tú le invitas a que te visite, y analice tu sitio, y después pueda colocarte en su ranking de resultados.

En este caso debes tener en cuenta seis pautas:

1. Título y metadescripción

Con el plugin Yoast SEO puedes introducir el título de tu web, que no es más que decirle a Google cuál es tu temática principal. No uses más de 50-60 palabras.

Además también debes añadir la metadescripción, que es la condensación del contenido de tu página, donde debes incluir lo principal de tu web con alguna key word (en unas 150-160 palabras). Genera interés, ofrece un beneficio e incluye, si procede, una llamada a la acción.

2. Clasifica con los subtítulos

Sólo debe haber un título H1 por cada página, porque si hay más despistas a los motores de búsqueda. Para ordenar el contenido sigue una estructura rigurosa descendiendo a los subtítulos H2 y H3.

No uses ni mayúsculas, ni cursivas, ni negritas en estos casos.

3. Mide las palabras clave

Google tiene en cuenta que tu contenido sea una buena experiencia para el usuario. Por ese motivo las key word de tu texto deben ser las justas y debes ser natural. Evita repetir en exceso. Un buen porcentaje de palabras clave es un 0,5%, respecto del número total de palabras de tu post.

De nuevo el plugin Yoast SEO te ayudará a contabilizar la densidad de las palabras clave.

4. Velocidad de carga y adaptación a móviles

Es muy importante que tengas una página que se cargue rápido porque, según las estadísticas de Google, el 53% de los usuarios te abandonarán si tarda más de 3 segundos. De forma que deberás optimizar al máximo los elementos que pesan, como son las imágenes.

Asimismo debes tener una web responsive que adapte el contenido a los dispositivos móviles. Google vigila este detalle; si en el rastreo detecta que cumples con este requisito serás mejor valorado.

 

Piensa en los usuarios

No solo publiques en tu blog pensando en el ranking de Google, sino también en los lectores. Si no lo haces así tu contenido no será relevante, te abandonarán en el segundo párrafo y aumentará tu tasa de rebote.

Crea contenido útil para tu público objetivo, sea del sector que sea. Siempre debes ofrecer información importante y, aunque parezca difícil en algunos campos, si indagas seguro que encontrarás la inspiración. Además clasifica y ordena ese contenido para que todo sea más fácil para el usuario.

 

1. Calendario editorial

Organiza la frecuencia con la que vas a publicar y qué objetivos quieres conseguir con esas publicaciones.

Puedes tener en cuenta fechas importantes en las que el contenido sea más adecuado para su difusión. Por ejemplo, si tienes una web de venta de cremas solares, un artículo acerca de los efectos del sol en la piel es más adecuado en verano.

2. Contenido atemporal

Piensa que las personas pueden acceder a tu web durante todo el año, por lo que evita escribir fechas concretas y meses determinados. Así no dará sensación de que el contenido está obsoleto.

Como mucho menciona el año en curso, actualizándolo siempre en los siguientes años con algún cambio o añadido en el contenido.

3. Estilo

Crea un estilo agradable incluyendo elementos que mantengan al lector atento. Puedes ayudarlo con párrafos cortos, infografías, citas, clasificaciones, imágenes o vídeos.

No hagas artículos excesivamente largos, salvo que el tema lo requiera. Ve al grano para que la audiencia quede satisfecha con tu contenido y quiera volver a tu web. Sólo así habrás conseguido que tu estrategia de contenido para los usuarios y Google haya sido irresistible.